ENERGÍA SOLAR FOTOVOLTAICA

La Energía solar es la que llega a nuestro planeta Tierra en forma de radiación electromagnética procedente del Sol (luz y calor). Esta energía la podemos aprovechar para convertirla en energía eléctrica u otro tipo de energía útil.

La Energía Solar Fotovoltaica es la energía obtenida por la conversión directa de la luz solar en electricidad. Es la energía solar convertida en energía eléctrica por medio de las placas o paneles solares fotovoltaicos.

CÓMO FUNCIONA LA ENERGÍA SOLAR FOTOVOLTAICA

Este tipo de energía explota directamente nuestra mayor fuente de energía renovable, el Sol. Es una energía limpia, barata, renovable y es inagotable.

La conversión de luz en energía eléctrica se realiza por medio de los Paneles Solares Fotovoltaicos: placas construidas en silicio cristalino y que por su composición convierten la luz del Sol en electricidad gracias al llamado Efecto Fotoeléctrico.

Para aprovechar esta energía solar fotovoltaica se montan instalaciones con diseño específico y combinando paneles fotovoltaicos con otros elementos indispensables como el regulador, las baterías y el inversor. Una instalación solar fotovoltaica (ISFTV) produce energía eléctrica en forma de corriente que se puede utilizar para aportar energía generada a la red eléctrica o para alimentar un sistema autónomo.

Estas instalaciones pueden estar conectadas a la red eléctrica, para vender la energía producida, o pueden ser solo para autoconsumo. Por lo tanto los hay de dos tipos, los sistemas fotovoltaicos directos, que no disponen de baterías para acumular la energía generada por lo que solo pueden utilizar energía cuando se genera (cuando hay exposición solar) y los sistemas fotovoltaicos de acumulación, utilizados cuando se requiere de energía en cualquier momento y para ello se acumula la energía generada durante el día (sol) en baterías llamadas acumuladores.